Templos de Saltillo podrán recibir fieles 2 horas por la mañana y 2 horas por la tarde

El ingreso está prohibido a personas mayores de 65 años y a menores de 12 años.

A partir de este lunes las iglesias de Saltillo pueden abrir durante dos horas por la mañana y dos horas por la tarde para recibir a los fieles, respetando protocolos sanitarios para evitar contagios de Covid-19 en los recintos, informó la Diócesis en un comunicado.

“Tomando en cuenta que la Pandemia COVID-19 es una realidad que no se ausentará en poco tiempo, ni de nuestra patria, ni de muchas otras naciones del mundo, considero que los Templos de nuestra Diócesis de Saltillo pueden abrir durante dos horas por la mañana y dos horas por la tarde cada día, a partir de esta fecha”, firmó el obispo de Saltillo, Raúl Vera, en la circular 12/2020.

Para garantizar la salud de las personas que deseen asistir a hacer oración, es obligatorio el uso de cubrebocas para ingresar, además se instalará un filtro sanitario donde un equipo de al menos dos elementos debe tomar la temperatura de los fieles, preguntar la edad y si padecen algún malestar crónico, como diabetes, hipertensión y obesidad.

Asimismo se debe guardar la sana distancia entre los asistentes dentro de los recintos religiosos, situación que el equipo de seguridad del templo debe vigilar y hacer cumplir.

El ingreso está prohibido a personas mayores de 65 años y a menores de 12 años: “los equipos de seguridad, por el bien de la comunidad, no les permitirán la entrada. En ninguna de nuestras actividades pastorales queremos ser causa de la multiplicación de contagios”, explicó el obispo.

Detalló que cada párroco distribuirá las horas en que esté abierto el templo y se asegurará que un equipo de seguridad apoye en los protocolos preventivos.

PENDIENTE, EUCARISTÍA SÁBADOS Y DOMINGOS

La Diócesis de Saltillo aclaró que todavía no se reanudará la Eucaristía presencial los sábados y domingos.

“Cuando se confirme que los contagios van a la baja en Coahuila, continuaremos con el proceso de apertura los sábados y domingos. Cuando ello suceda, podremos celebrar la Eucaristía con presencia de fieles, con el porcentaje de aforo de cada Templo que permita el color que tengamos en el Semáforo Epidemiológico”, informó el comunicado.

Y exhortó a las familias católicas a mantener la oración y a aprovechar la crisis para construir una sociedad más justa, incluyente y fraterna.

Vanguardia

Comentarios

Compartir