Se mezcla outsourcing ilegal con lavado. Luisa Alcalde

La subcontratación o outsourcing ilegal se relaciona con delitos diversos como defraudación fiscal y lavado de dinero, advirtió Luisa María Alcalde, Secretaria del Trabajo.

“(La subcontratación abusiva) no cumple con los principios básicos de derechos laborales, subregistro en el Seguro Social, no se hace cargo de las obligaciones patronales y no solamente eso, sino que es una especie de defraudación, por un lado a los trabajadores (se incumple con sus derechos) y además se mezcla con defraudación fiscal, incluso con lavado de dinero.

Entonces, se ha venido construyendo toda una infraestructura compleja que ha dañado profundamente a las trabajadoras y a los trabajadores de México“, dijo Alcalde en el marco del Parlamento Abierto, que se lleva a cabo en la Cámara de Diputados.

Señaló que si bien se aprobaron principios para regular el outsourcing ilegal desde la reforma a la Ley Federal del Trabajo, del 2012, no se aplicaron en la práctica.

Hubo una inacción producto de la complicidad y corrupción. Muchos se hicieron multimillonarios con estas figuras, pero lo cierto es que dejaron crecer la subcontratación abusiva y les digo por ejemplo, por parte de la Secretaria de Trabajo no había ocurrido una sola inspección en materia de subcontratación. Entonces, creció y creció y empezó a vincularse a sectores como el de servicios, en donde creció de manera gigantesca“, manifestó.

La funcionaria dijo que como resultado de las inspecciones que realizan en los centros de trabajo se han encontrado prácticas irregulares como dar de baja a toda la nómina cada mes de diciembre o no permitir que los trabajadores se organicen.

Por su parte, Carlos Martínez, director del Infonavit, recordó que un trabajador con alta rotación laboral tardará entre 10 y 12 años más para pagar un crédito de vivienda, a diferencia de las personas que tienen estabilidad.

Martínez calculó que el año pasado se dejaron de otorgar 46 mil créditos de vivienda debido a discontinuidad en el mercado laboral.

No obstante, destacó la coordinación interinstitucional para identificar las malas prácticas de subcontratación, con lo cual se ha incrementado la recaudación por subcuenta de vivienda del Instituto.

Por ejemplo, en el 2018, la recaudación fue de 37 millones de pesos, mientras que el año pasado, la cifra se incrementó mil 600%, al pasar a 662 millones de pesos.

“Esperamos que en 2020 aumente la recaudación”, señaló.

Grupo Reforma.

Comentarios

Compartir