Convierten al moreirazo en una deuda sin fin

Aunque Coahuila ha destinado miles de millones de pesos a pagar el denominado “moreirazo”, la deuda ahora es mayor.

En los seis años posteriores al megaendeudamiento ilegal y opaco, que se realizó durante la gestión de Humberto Moreira, el Gobierno de Coahuila pagó casi 31 mil millones de pesos, pero, aún así, los pasivos pasaron de unos 36 mil millones a 37 mil 575 millones.

En agosto de 2011, Grupo Reforma reveló que la deuda de la Administración del priista Humberto Moreira -quien en enero de ese año pidió licencia para asumir la dirigencia nacional del Partido Revolucionario Institucional- sumaban casi 36 mil millones de pesos, la mayoría contratada de forma ilegal y opaca.

De acuerdo con la Auditoría Superior del Estado (ASE), los pasivos estatales, gracias a ese endeudamiento subieron a 37 mil 575 millones de 2012 a 2018, periodo que abarca casi todo el sexenio de Rubén Moreira, hermano y sucesor de Humberto.

Esta alza se dio pese a que en esos seis años Coahuila pagó 30 mil 806 millones de pesos, de los que apenas 5 mil 994 millones fueron amortizaciones al capital.

“El resto, 24 mil 812 millones de pesos, son gastos de reestructuras, comisiones y coberturas”, señaló el Auditor Armando Plata.

De acuerdo con el dato más reciente de la Secretaría de Finanzas, la deuda sumaba 37 mil 77.6 millones al 31 de octubre pasado.

Reforma.

Comentarios

Compartir