Musk y Bezos ganan contratos de la NASA para desarrollar nave para llegar a la Luna

La NASA regresa a la Luna para realizar descubrimientos científicos, beneficios económicos e inspiración para una nueva generación, señaló la agencia espacial.

La NASA otorgó contratos valorados en casi mil millones de dólares a compañías que incluyen Space Exploration Technologies, de Elon Musk, y Blue Origin, de Jeff Bezos, para desarrollar sistemas de aterrizaje en la Luna.

Los contratos de investigación representan “la joya de la corona” en el esfuerzo de la administración Trump para devolver a los astronautas a la Luna para 2024, dijo este jueves Doug Loverro, administrador asociado de la agencia espacial de Estados Unidos para la exploración humana. Dynetics, una subsidiaria con sede en Alabama de Leidos Holdings, también obtuvo un contrato.

El desarrollo del módulo de aterrizaje es un eslabón crucial del programa lunar Artemis de la Administración Nacional de Aeronáutica y del Espacio (NASA). Los contratistas trabajarán en sus diseños hasta febrero de 2021, cuando la NASA evaluará cuál realizará una misión de demostración inicial.

Los contratos suman un total de 967 millones de dólares durante los primeros 10 meses de trabajo en el módulo de aterrizaje, que transportará a los astronautas hacia y desde la superficie de la Luna.

Esta es la última pieza que necesitamos para aterrizar en la Luna“, dijo el administrador de la NASA, Jim Bridenstine, en una conferencia telefónica con periodistas.

Dynetics está trabajando en un sistema de “estructura única” para aterrizar en la Luna. Su vehículo se enviaría en el Sistema de Lanzamiento Espacial, un nuevo cohete pesado que Boeing está construyendo para las futuras misiones de exploración del espacio profundo de la NASA. Boeing fue uno de los postores no seleccionados para desarrollar el módulo de aterrizaje.

El equipo de Blue Origin incluye a Lockheed Martin, Northrop Grumman y Draper, una firma de ingeniería y aviónica. La compañía de Bezos está desarrollando cohetes y vehículos para el turismo espacial, así como misiones en el espacio profundo como las de la NASA. El grupo prevé un sistema de aterrizaje de tres etapas.

Ir a la luna es la razón por la que nos metimos en este negocio y no podríamos estar más entusiasmados“, dijo el director ejecutivo de Blue Origin, Bob Smith, en la llamada de la NASA.

SpaceX refinará su vehículo Starship, que también está en desarrollo, como un sistema de aterrizaje lunar totalmente integrado.

Refiriéndose al módulo de aterrizaje en la llamada, Musk dijo: “esperamos poder proporcionar la capacidad y potencialmente mucho más con el tiempo”.

Bloomberg.

Compartir