Anunciate-con-Columnas-de-Mexico-02

Secretos de Familia (capítulo XXIX)

Los negocios marcan el terreno, los artilugios dominan la administración de Humberto Moreira, del profe (que entonces se hacía el ciego, como luego se hace el sordo y ahora la victima al “machar su honor”) ante los manejos de su hermano el gordo fachas. (El dinero fue para ambos, desde aquel enlodado ayer y en este enzoquetado hoy).

Aquel Fideicomiso que daba vida al Parque Industrial Saltillo Ramos Arizpe (FIS), era usado para tránsito virtual del dinero, rumbo a las Bahamas. Pero olvidaron un análisis en el esquema: si pasaba por Estados Unidos el dinero (como fue), habría pista que seguir (“los conspiradores”) y se daba en automático la autoridad a la justicia de Texas y al gobierno de EEUU para “perseguir ese dinero” (“del supuesto peculado y del mas supuesto lavado”). Otra parte del dinero que se quedó en cuentas en EEUU, sirve para enrutar la pista de “los conspiradores de la Megadeuda”. Ha servido a la justicia texana para graficar el dinero y a los involucrados (algunos en cargos del primer círculo en este gobierno de Rubén Moreira. Todos ellos enriquecidos mágicamente. Ello clarifica el pago a la complicidad).

Entraba el dinero en la noche a las cuentas del FIS, provenía de diversas cuentas de organismos del aparato burocrático (millones de pesos que entraban y salían a los pocos minutos, “sumaron miles”). Era solo un paso financiero que operaba Javier Villarreal Hernández, como tesorero, y que sancionó Ismael Ramos Flores, como contralor del estado y contralor de la deuda y del desfalco (si señores, el mismo Villarreal que hoy es testigo protegido en Texas, el mismo Lito Ramos que se dice víctima de ataques injustificados porque “él es probo y honesto”. Es mismo Chachín “que hoy maneja las finanzas”, y que ayer solo las solapaba).  El FIS, adscrito a Jorge Alanís Canales, secretario de fomento económico,  estratégicamente pasó a depender de Ismael Ramos en el SATEC. El limpia cloacas tenía mas quehacer.

Ya no está Armando Garcia Narro (qepd) quien era titular de esa dependencia (FIS), pero hay papeles bancarios y contables que aclaran estos hechos. Aparecía como gastado en terrenos y reservas del Fideicomiso ¿verdad Pepe Vega Bautista, verdad Jesús Ochoa Galindo? Hay por ahí testigos de esas operaciones ilegales (dos hombres, y dos mujeres), tienen los soportes; de los que han compartido copias.

Y luego preguntan ¿porque el bailador ya no va a Texas y a EEUU (como aquellos viajes en avión privado a firmar escrituras y asociaciones con los González Treviño, o con los abogados del exGobernador de Tamaulipas Eugenio Hernández, fichado por la DEA y del exGobernador de NL, Rodrigo Medina, con expediente abierto en Texas y NL; por ejemplo), o porqué el gordo fachas compra “online” sus garritas, Brooks Brothers, de cien a mil dólares cada una, que sigue usando fachosamente, una cada día de este fatídico sexenio?). Las marcas de ropa recién descubiertas no hacen al monje, pero el  uso corriente, si define las fachas.

Continuará…

Comentarios

Third-Creator-Columnas-de-Mexico-MDBECAS SIMAS-

Columnistas

Javier Rodríguez
Roberto Salinas
avatar for
Enrique Martínez y Morales
Marcelo Torres Cofiño
Liliana Farías
F.P. Olavarrieta
Adrián Garza Pérez
Orestes Gomez
Eleazar Rocha
Rosa Esther Beltrán Enríquez
Rosa Ofelia Garza
Omar Cervantes Rodríguez
Pamela Villarreal
El Kikapu
Mercedez Guzman
Pedro Martín
Óscar Sala
Arturo Rodriguez
Pbro Lic. Pedro Pantoja Arreola
Arturo González González
Roberto Adrián Morales
Eduardo Martínez Martínez
José García
Mago de Os
Héctor Laredo Martínez
David Guillen
Antonio Zamora
Natalia S. Verduzco
Magaly Sanchez
Alejandro Davila Flores
Víctor S. Peña
Paloma E. Cuevas Ramos
Gibran D. Flores
Carlos Gutiérrez Aguilar
Isabel Arvide Limón
Norma Alvarado "Normalidades"
Rosa del Tepeyac Flores Dávila
Armando De La Garza Gaytán
Raúl Sifuentes Guerrero
Dios Tolo
Editor Columnas de México
José Martínez M.
Fausto Destenave Kuri
Abraham Farid Gorostieta M.

Nuestra página de Facebook

Columnas_de_Mexico_logo_sm

Copyright 2018 Columnas de México ©;Todos los derechos reservados

Compartir