Anunciate-con-Columnas-de-Mexico-02

Secretos de Familia (capítulo XLIII). “Dos Moreira con hambre y sed. El daño está hecho”.

…Humberto Moreira Valdés ha decidido “guardar prudencia en su mansión de Cuernavaca” y dejar de aparecer en Coahuila (y provocar con ello la ira de su hermano Rubén, quien reaviva el mediatismo amargo contra él, cada vez que hace presencia). Rubén, el hermano incómodo, quién le debe todo lo que es y todo lo que hoy tiene, aunque no lo agradezca (poder, mucho dinero, propiedades dentro y fuera del estado, negocios de un tipo, y de otro).

Pero la prudencia ayuda también ante la rabia acumulada cual olla exprés. El daño del Moreirato es tanto, el cinismo es inmenso, nada se explica y todo irrita. Yo le mandé decir hace meses al profesor que explicara su verdad de la MegaDeuda, que aquí tenía espacio para hacerlo (aunque sé que dinero le sobra para pagar el medio que guste…). Mandó decir que sí y no lo hace. No entienden que el silencio es culpable y cómplice, y que silencio e impunidad son una dupla infernal. Tanto daño han hecho juntos los hermanos, tanto por separado también.

Y creo que es lo mejor que ha podido hacer Humberto Moreira, ya no venir a Coahuila en plan de campaña de imagen. El proceso electoral para la ansiada renovación de la gubernatura, está por empezar (en noviembre próximo). Un eterno Moreirato ha dejado tanta discordia, tanta revancha, tanto odio. La población se ha fragmentado y no es casual, es producto de la malicia desde el gobierno (para conservar el poder) y la intención fraccionaria para debilitar a la sociedad. Ésta, que suda sangre y supura rencor.

El afán de la salida limpia hace que se sigan acumulando perjuicios y perversidades en contra de una sociedad, estúpida y noble, cuyo pecado mayor fue darles el poder a Los Moreira, dos veces, dos sexenios continuados ¡QUE ILUSOS, NOS AUTOFLAGELAMOS!

Hay tanto que decir aún del sexenio ingrato del profe (y este del gordo fachas, se va contando solo en parte, al ver las complicidades). Los esquilmos fueron y son tantos, las mentiras acumuladas, el recuento de los daños no acaba de explicarse, de dar cuenta de ellos. Cada día que pasa el amargo sabor de boca frunce el ceño social ¿Por qué hicieron tanto daño a la sociedad, que revancha los motivó, que resabios de una afrenta social hizo mella en su gobierno, qué querían cobrar a la sociedad que les dio todo; todo, incluso lo que nunca tuvieron?

Sus ancestros les dieron ejemplo de la categoría más grande que se puede tener, la honestidad y el trabajo. Pero Humberto quería todo rápido y fácil. Y Rubén, todo heredado y cómplice. No les importa el apellido ni les hace falta la aprobación social. Sitios hay tantos para vivir del dinero de los coahuilenses, familias que formar, abundan. Qué brújula tan perdida, que valores tan errados. Pero eso, tampoco importa ya, quizás nunca importó. Y Humberto se veía presidente y Rubén se siente embajador de los derechos humanos.

Que cinismo tan aberrante ¿imaginan un escenario donde Humberto esté con las manos sobre las reservas nacionales y a Rubén, dirigiendo los carteles por acuerdo familiar; un presidente bailando colombianas en Palacio y a su hermano (el mayor violador de derechos humanos) queriendo presidir la ONU? Claro, no es ni siquiera imagen que pueda estar en la mente, pero ellos, EN SU DESBORDADA AMBICIÓN, se lo han creído.

¿Fraguaron así el agandalle, pensaron así el destino, quisieron siempre enriquecerse rápida y abundantemente con el erario, planearon un Moreirato transexenal y hasta seguir mandando (luego de él) para seguir en los negocios desde el gobierno; se han reído de todos nosotros, de la gente, desde antes, o solo lo hacen a carcajadas ahora?

Al enriquecimiento a costa del dinero público hay que agregar la cicuta y la maldad. Hay que agregar las mentiras y los teatros (denigrantes que ensucian el buen nombre de Coahuila). El espionaje y las culpas a quienes les sirvieron y sirven. El odio a la IP y a los ricos. El revanchismo a los grupos políticos y a los personajes. El rencor de clase y la revancha social. La fortuna para toda la amplia familia Moreira, todos enriquecidos y despóticos.

Y sobre todo, de todo ese recurrente señalamiento, dentro y fuera de México, mismo que costó la cárcel a Humberto en España, que prepara expedientes y juicios en Texas, de todos esos señalamientos tan graves de testigos que aseguran tener pruebas y aportarlas a la justicia extranjero, ya que la nacional es cómplice y beneficiaria “de tanto supuesto delito impune” (de la corrupción, del peculado, del lavado y el blanqueo, de la colusión con el crimen, de los negocios del giro negro, de los sobornos y las suburban retacados de maletas, etc., etc.).

El final se acerca ya…, ¡no lo esperen serenamente!

Continuará…

Comentarios

Third-Creator-Columnas-de-Mexico-MDBECAS SIMAS-

Columnistas

Javier Rodríguez
Eleazar Rocha
Rosa Esther Beltrán Enríquez
avatar for
Roberto Salinas
Enrique Martínez y Morales
Marcelo Torres Cofiño
Liliana Farías
F.P. Olavarrieta
Adrián Garza Pérez
Orestes Gomez
Rosa Ofelia Garza
Omar Cervantes Rodríguez
Pamela Villarreal
El Kikapu
Mercedez Guzman
Pedro Martín
Óscar Sala
Arturo Rodriguez
Pbro Lic. Pedro Pantoja Arreola
Arturo González González
Roberto Adrián Morales
Eduardo Martínez Martínez
José García
Mago de Os
Héctor Laredo Martínez
David Guillen
Antonio Zamora
Natalia S. Verduzco
Magaly Sanchez
Alejandro Davila Flores
Víctor S. Peña
Paloma E. Cuevas Ramos
Gibran D. Flores
Carlos Gutiérrez Aguilar
Isabel Arvide Limón
Norma Alvarado "Normalidades"
Rosa del Tepeyac Flores Dávila
Armando De La Garza Gaytán
Raúl Sifuentes Guerrero
Dios Tolo
Editor Columnas de México
José Martínez M.
Fausto Destenave Kuri
Abraham Farid Gorostieta M.

Nuestra página de Facebook

Columnas_de_Mexico_logo_sm

Copyright 2018 Columnas de México ©;Todos los derechos reservados

Compartir