Anunciate-con-Columnas-de-Mexico-02

Secretos de Familia (capítulo VIII)

¡Santo que no es visto no es adorado!
Algunos personajes se inquietan por estar en esta Saga, y otros por el contrario, se inquietan por quedar a la zaga, al no estar. En política como en la vida, no hay felicidad completa.
¿Cómo sacar ventaja a La Coneja en la carrera por la gubernatura; y como asustar al fantasma de Chema Fraustro por la Alcaldía de Saltillo? Urgió el profe una reunión de grupo. Rubén dijo que todo estaba controlado pero en realidad se moría de miedo de fracasar e invitar a la ira de su hermano menor, que aunque siempre es el ecuánime, no perdonaba el fracaso ni pasaba por alto los errores estratégicos.
(Quien diría que pasados los años, el colérico sería su hermano Rubén, quien cargando como loza pesada sus frustraciones y complejos sociales, construiría una fama de maloso, al grado de decirse: “Atila el maldito”, para terminar cual espantapájaros político, “asustando urracas”).
“Pa´ los toros del jaral los caballos de allá mismo”, reza un dicho popular, (y como es de antes la novela puedo usar dichos taurinos no ven que todos los interfectos amaban los toros, asistían a corridas y veían matar animales sin sentirse desgarrados en sus adentros; y ahora pues ya no, ahora “son amantes de los sin sangre”). Pues honrando el dicho,
el profe buscó a Javier Guerrero García. Se sinceró con él.
“Mira Javier, tu paisano me está complicando las cosas, tu sabes que soy muy cercano al Jefe y me tiene reservadas cosas grandes. Ayúdame a neutralizar a tu primo”. Javier no era nuevo en el oficio, y sanpetrino al fin (callado, pero ladino y muy vivo), decidió peinarse para el lado de Moreira, ojo, de ese Moreira, con el grandote la cosa cambió antes, (y empeora ahora). Al cabo, y la sucesión estaba lejos y las cosas estaban verdes aun. El tiempo dejaría a cada quién en su sitio.
Miren lo que son las cosas, los muy allegados a Chema Fraustro Siller (ahora que ya quiere ser, y se empieza a mover aun sin la venia) dicen que es mentira que Enrique Martínez y Martinez (siendo gobernador), lo quiso apoyar para que el PRI lo hiciera candidato a la alcaldía y a una diputación federal, en distintos momentos. Niega que aun con su cercanía y lo que en ese tiempo trascendió políticamente, él hubiese despreciado las oportunidades electorales que pudieran haber cambiado el destino de las cosas.

¿Quién puede negarse a pensar, que igual que el profe creció políticamente y fue gobernador, Chema pudiera haber estado en ese sitio?

Ahora quiere y su jefe quien sabe si quiera ¿Cuándo me refiero a su Jefe, me refiero a Rubén? Enloquecí con la Saga Novelística ¿acaso me cuestiono a mí mismo, de autor a autor… en plena trama?

Oscar Pimentel González había llegado a la Alcaldía catapultado por dos personajes ¿recuerdan cuales dos?, exacto, Jose María Fraustro Siller y Javier Cabello Siller (qepd), y claro, según las formas, apoyado por un gobernador y designado candidato del PRI. Pues resulta que Chema y Oscar tenían un plan. El problema es que Fraustro Siller se aferraba a su zona de confort en la academia y el pasar a los cargos de elección popular le costaba mucho (y miren, ahora que Rubén sí lo convenció y lo apadrino como Diputado Local, ¡desde el liderato del Congreso, ya se vio!).

Pronto se disipó el fantasma, “el Chemota” no cedió a su amigo el Gobernador y decidió quedarse en la entonces UAC (hoy UAdeC, por el conflicto de siglas con la Autónoma de Colima y el bolado perdido por Coahuila).

La candidatura para Humberto se despejaba de una forma natural.

Conviene aclarar que “natural para sus intenciones”, porque muchos políticos maduros como: Mario Eulalio Gutiérrez Talamás, Miguel Arizpe Jimenez, Javier Duarte Villegas, Virgilio Verduzco Rosan, Armando Guadiana Tijerina, Alejandro Gutierrez (que aunque dijo que ni reglada, aun la desea), por mencionar algunos, tenían la mira puesta en la Presidencia Municipal y el profe fue visto como advenedizo. No se la perdonan.

El Gober define.

Humberto fue designado candidato, gana la Alcaldía Sarapera y el enrocado va a la SEP, y, el auspiciado Rubén “se cuela en el paquete de Pimentel”.

Subsecretario de Planeación, y fiel a su destino: a volver a planear, del verbo “volar en picada como piano en ladera”, no de hacer planes.

El Plan Maestro, del que si es maestro; en Segunda Fase.

Continuará…

Comentarios

Third-Creator-Columnas-de-Mexico-MDBECAS SIMAS-

Columnistas

Javier Rodríguez
Eleazar Rocha
Rosa Esther Beltrán Enríquez
avatar for
Roberto Salinas
Enrique Martínez y Morales
Marcelo Torres Cofiño
Liliana Farías
F.P. Olavarrieta
Adrián Garza Pérez
Orestes Gomez
Rosa Ofelia Garza
Omar Cervantes Rodríguez
Pamela Villarreal
El Kikapu
Mercedez Guzman
Pedro Martín
Óscar Sala
Arturo Rodriguez
Pbro Lic. Pedro Pantoja Arreola
Arturo González González
Roberto Adrián Morales
Eduardo Martínez Martínez
José García
Mago de Os
Héctor Laredo Martínez
David Guillen
Antonio Zamora
Natalia S. Verduzco
Magaly Sanchez
Alejandro Davila Flores
Víctor S. Peña
Paloma E. Cuevas Ramos
Gibran D. Flores
Carlos Gutiérrez Aguilar
Isabel Arvide Limón
Norma Alvarado "Normalidades"
Rosa del Tepeyac Flores Dávila
Armando De La Garza Gaytán
Raúl Sifuentes Guerrero
Dios Tolo
Editor Columnas de México
José Martínez M.
Fausto Destenave Kuri
Abraham Farid Gorostieta M.

Nuestra página de Facebook

Columnas_de_Mexico_logo_sm

Copyright 2018 Columnas de México ©;Todos los derechos reservados

Compartir