Reemplazar al INAI atentaría contra derechos humanos, responde el organismo

En un comunicado, el INAI indicó que dar un paso hacia atrás en la consolidación del instituto sería una regresión en la historia democrática de México. 

Después de que el presidente Andrés Manuel López Obrador adelantó que buscará desaparecer al Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI) para incorporar sus tareas a la Secretaría de la Función Pública (SFP), el organismo autónomo respondió que pretender reemplazarlo violaría derechos humanos.

Reemplazar su función representa a la vez un grave atentado y una violación a los derechos humanos en su conjunto, pues se estaría obligando a las personas a renunciar a dos derechos fundamentales. Dar un paso hacia atrás en la consolidación del Instituto de la Transparencia sería una regresión en la historia democrática de México.

El INAI es resultado de la exigencia social de acceder a la información del gobierno”, indicó en un comunicado.

INAI impugnará ante Corte reforma que permite al SAT lucrar con datos personales El instituto, ahora encabezado por Blanca Lilia Ibarra, emitió el comunicado después de que el mandatario federal dijo en su conferencia matutina del lunes que este año buscará recortar más el gasto público acotando el número de los organismos autónomos que existen. “Se trata de un organismo constitucional autónomo creado por y para la ciudadanía, que constituye un puente entre las personas y las autoridades para asegurar que se garanticen los derechos humanos de acceso a la información y de protección de los datos personales”, aseveró el INAI. Y agregó que “el avance de la democracia en México está ligado al respeto de los derechos fundamentales de la población, por lo que el trabajo del Instituto debe ser reforzado e impulsado, en lugar de plantear su eliminación”. 

En su comunicado, el INAI aseguró que “es uno de los principales contrapesos del Poder Público; su autonomía constitucional, además de dotarlo de independencia de los tres Poderes del Estado, fortalece su facultad para evitar que algún poder impida o limite el derecho a saber de la sociedad”.

El organismo aseguró que “como organismo autónomo, cumple una doble función, por un lado, garantizar el acceso a la información y vigilar la protección de los datos personales con el fin de impedir que cualquier órgano de otro poder pueda ser juez y parte en estas materias”.

Recordó que desde su creación en 2003 al 3 de diciembre de 2020, se han presentado ante instituciones y dependencias públicas 2 millones 703 mil solicitudes, de las cuales 2 millones 236 mil son de acceso a la información y 467 mil de protección de datos personales.

Además, ante la inconformidad de las personas a la atención de sus solicitudes por parte de las autoridades, se han interpuesto ante el INAI, 133 mil 721 recursos de revisión: 116 mil 568 de acceso a la información y 17 mil 153 de protección de datos personales.

“Toda acción o injerencia por parte de cualquiera de los órganos del Estado para restar autonomía al organismo garante de los derechos de acceso a la información y de protección de datos personales, atentaría contra el origen social y democrático de la institución y los logros alcanzados a la fecha; la autonomía del INAI es una condición necesaria para llevar a cabo su función con independencia e imparcialidad”, añadió. 

Comentarios

Compartir