Porque ¡nos vale madre!

Porque ¡nos vale madre!

Hacer candidato a diputado, a otro Moreira… Al “Alvarito”, el galán de barrio y azote del recurso del voto duro, salido de la tesorería, es un acto de cinismo y soberbia electoral.

Los Moreira y el PRI-Gobierno (donde pusieron a su títere Riquelme), se sienten sobrados para retar así a la gente, como diciendo: Me vale madre todo, ustedes coahuilenses votarán por donde mandamos, son agachones; y si no jalan, nos la robamos otra vez o compramos opositores. El Congreso seguirá siendo Moreira.

Comentarios

Compartir