Por falta de recursos, maestros no se pueden jubilar

Maestros laboran casi 40 años y promedian casi 68 años de edad.

Por falta de recursos económicos 412 trabajadores adheridos a la DIPETRE, principalmente maestros de la Universidad Autónoma Agraria Antonio Narro (UAAAN), mantienen en suspenso el trámite de su jubilación, así lo reveló el rector Mario Vázquez Badillo.

El representante de los universitarios, señaló que actualmente la Universidad eroga 88 millones de pesos cada año para el pago de los maestros pensionados, pero a partir del año próximo, no tienen garantía de recibir este recurso por parte del gobierno federal, lo que complicará el pago de estas obligaciones contractuales.

Agregó que la mayoría de los trabajadores que se encuentran en esta situación, tienen ya entre 30 y 40 años de labor ininterrumpida frente a las aulas, y en promedio, la edad de los trabajadores de la educación promedia en los 68 años de edad.

Vázquez Badillo, señaló que es lamentable que los trabajadores hayan aportado durante toda su vida a un fondo para seguridad social, y justo al término de su etapa laboral no puedan obtener el beneficio debido a una insuficiencia económica que afecta a cientos de universidades públicas en todo el territorio nacional.

INCERTIDUMBRE

“Es un momento de incertidumbre muy grande el que se vive al interior de la Narro, toda vez que el fondo tiene recursos para solventar el pago de los maestros pensionados hasta el mes de diciembre, pero de ahí en adelante, si todos decidieron jubilarse se requeriría más de 140 millones de pesos adicionales para solventar este pago a quienes ya han concluido su vida laboral, pero permanecen trabajando por la incapacidad de pago del gobierno federal”, comentó.

Recordó que a finales de 2019, se autorizó un fondo extraordinario por parte del gobierno federal para solventar el pago de esta obligación durante el presente año, sin embargo, por ahora no se sabe si este fondo se habrá de contemplar nuevamente en el presupuesto de egresos.

Adicionalmente, los trabajadores universitarios están a la espera de qué se pueda aprobar una nueva legislación para que los docentes reciban la Seguridad Social del IMSS, lo cual sigue pendiente en la Cámara de diputados.

Cabe destacar, que estudiantes y maestros investigadores advierten que una plantilla laboral que rebasa los 68 años de edad, difícilmente se puede adaptar a las nuevas tecnologías de la información, para dar paso a los nuevos desarrollos tecnológicos que se requieren en los estudios de la tecnificación del campo, entre otras áreas de investigación agropecuaria.

El Diario de Coahuila

Comentarios

Compartir