“LOS NUEVOS CRUCIFICADOS DE LA HISTORIA”

Pbro. Lic. Pedro Pantoja

Asesor general de la Casa del Migrante

Tiempos duros los que vivimos, tiempos interminables de violencia estructural… fronteras calientes de desplazamiento forzado, miles de desaparecidos… una sociedad en terrible desigualdad social…

Es inevitable reconocer que la cuaresma y la Semana Santa se tornan también como una celebración violenta, por el compromiso radical por las múltiples víctimas de la globalización de la miseria.

El Cristo histórico se revive en los nuevos crucificados de la historia social actual. Como también toma cuerpo de nuevo en la multitud de empobrecidos el Cristo de los 40 días en el desierto: las tentaciones de hambre, del empobrecido galileo se mezclan con el reto tentador de la manipulación del poder popular y el ilusorio dominio que golpea a los despojados.

Camino de caravanas: caminos de hambre, súplica desesperada de vida, dolencias de la extrema pobreza manipulada y magullada, asedio permanente de los perros criminales de la delincuencia organizada, acechando a sus presas migrantes como una mercancía profunda, gente en extrema vulnerabilidad.

EL ACONTECIMIENTO DE LA ZARZA ARDIENDO (ÉXODO 3): EL GRITO DESESPERADO Y JUSTICIERO DE YAVÉ DIOS ENTRE DOS RÍOS, SUCHIATE Y BRAVO, DE LA FRONTERA SUR A LA FRONTERA NORTE.

EL DRAMÁTICO RETO DE COMPROMISO PARA DEFENSORES DE DERECHOS HUMANOS Y CASAS DEL MIGRANTE.

Frontera sur, la de las aguas turbias del Río Suchiate, límites fronterizos violentos de Guatemala y México, terquedad social legítima multitudinaria…

Pies descalzos, bebés hambrientos y sin pañales, madres desnutridas, gritos desesperados buscando asilo y refugio, víctimas de delito por el familiar asesinado, fugitivos de gobiernos corruptos e insensibles…

Esa frontera sur, porosa y conflictiva, revive el acontecimiento bíblico de la ZARZA ARDIENDO para el desterrado y fugitivo Moisés, fuego y grito compasivo de Yavé, protector y defensor de un pueblo esclavo…

Allá se oyó en el desierto del Sinaí, aquí en las orillas de estos ríos y nos convoca a defensores y activistas de las Casas del Migrante:

                 “He visto la humillación de mi pueblo… he escuchado sus gritos… yo conozco sus sufrimientos…” (Éxodo 3, 7)

Ahora se trata de los pueblos de Centroamérica, ahora se hace histórico ese grito justiciero y nos exige un análisis muy profundo de estas caravanas hambrientas.

No son 3, 4 ni 5, es todo un EXODO HISTORICO desde hace más de 30 años, desde la opresión y matanza de estos pueblos de Centroamérica enfrentados con los militares y dictadores en los movimientos revolucionarios de Nicaragua, El Salvador y Guatemala, con sus conflictos no resueltos, y el terrible desastre natural del Huracán Mitch en 1998.

Expresamos un compromiso social más profundo de estos caminantes, como los “NUEVOS PUEBLOS EN MOVIMIENTO”, como una rebeldía silenciosa en la búsqueda de condiciones de vida digna y el derecho a un momento histórico de hospitalidad y no de hostilidad.

Después de casi 20 años de que existe nuestra Casa del Migrante en Saltillo, después de haber acogido con amor y dignidad a más de 600mil personas migrantes, de nuevo, en este Jueves Santo, como un signo de paz, perdón y misericordia, como todos los años, vivimos el acontecimiento de Jesús en el Cenáculo lavando los pies a sus discípulos, y nosotros defensores, voluntarias y voluntarios, comunidad de la Santa Cruz, lavaremos con amor y dignidad los pies de todas y todos los migrantes como un signo de pedirles perdón por todas las agresiones que han sufrido en su tránsito por México.

Que este signo y el pan compartido con ellos haga menos violenta esta Cuaresma y esta Semana Santa.

—————————————————————————————————————————————————————————————————————————
* “El contenido, conceptos y juicios de valor del presente artículo son responsabilidad del autor y no necesariamente son compartidos por la Edición, y/o los propietarios de este Periódico”.
————————————————————————————————————————————————————————————————————————

Comentarios

Compartir