Introducen cámara en uno de los pocitos para evaluar condiciones de la mina

La Coordinación Nacional de Protección Civil (CNPC) informó que el personal que trabaja en el rescate de los 10 mineros atrapados en un pozo de la comunidad de Las Agujitas en Sabinas, Coahuila, introdujo una cámara para evaluar las condiciones de la mina.

De acuerdo con la CNPC, la cámara fue introducida en el pozo 4. Los trabajadores se encuentran en un túnel, entre los pozos 1 y 2, de acuerdo con una infografía difundida por las autoridades federales.

La titular del organismo, Laura Velázquez Alsúa, compartió un video de 32 segundos en el que se muestra a los rescatistas introducir la cámara, lo que les permitirá tener un panorama más amplio de las condiciones de la mina para poder efectuar el rescate.

El sábado, autoridades locales y federales informaron que en las últimas horas se logró duplicar la capacidad extractiva de agua que inundó el pozo de carbón y se bombean más de 11 mil metros cúbicos de agua por día, según las estimaciones de los ingenieros encargados de los trabajos de rescate.

Los tres órdenes de gobierno continúan trabajando coordinadamente para seguir aumentando la capacidad de agua y atender a las familias de los mineros atrapados y brindarles información oportuna de los avances en los trabajos, informó el gobierno coahuilense.

El pasado miércoles 3 de agosto a mediodía, al menos 10 mineros quedaron atrapados en el pozo de carbón, después de que aumentaran los niveles de agua debido a las conexiones con los ríos cercanos. Cinco trabajadores lograron salir de la mina tras ser expulsados por la corriente de agua.

Los mineros están atrapados a aproximadamente a 60 metros de profundidad, en una galería entre los respiraderos de dos pozos de extracción de la mina ubicada en una zona conocida como Conchas.

El presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró el que el sábado sería decisivo para definir si hay posibilidad de que los buzos entren sin riesgos a recatar a los trabajadores.

En un mensaje de Twitter, señaló que el principal problema al que se enfrentan los rescatistas es la inundación del pozo, aunque dijo que “los equipos de bombeo son suficientes y de la mayor capacidad”.

Aristegui
Compartir