Emergencia migratoria

Con la pandemia del coronavirus las multitudinarias migraciones del planeta se han convertido en sucesos mortales que arrastran a la muerte a miles de personas que buscan otro modus vivendi para su sobrevivencia.

En Saltillo, la casa del migrante enfrenta situaciones de urgencia y las autoridades municipales y estatales, actúan con lentitud, no prestan mayor cuidado o pretenden ignorar que tienen responsabilidad en la atención de la seguridad y la salud de estas mujeres y hombres que transitan por este territorio.

El lunes pasado una periodista expuso en la conferencia de prensa mañanera la situación de los migrantes de Belén, que a pesar del frío, duermen en la calle a causa de los contagios de coronavirus, antes de 4 horas el gobierno federal entró en comunicación con el director Alberto Xicoténcatl para solicitar información sobre las condiciones de los migrantes en el albergue.

El informe enviado a solicitud del gobierno federal contiene las siguientes 3 partes: Desarrollo de trabajo por Covid -19, el cual comprende, desde el primer cierre de la casa a causa de la pandemia para la atención humanitaria afuera de las instalaciones, de marzo a octubre de 2020, fechas en las que se atendieron a 3 687 personas. Elaboración de los protocolos de trabajo 1-2-y 3 para la atención de la contingencia del Coviv-19; junio 2020, reapertura del albergue sólo para casos de población vulnerable, mujeres, familias, tercera edad; octubre apertura general; de diciembre a la fecha, cierre temporal por contagios de personal, formación de campamento fuera de las instalaciones del albergue, hasta 100 personas en un solo día.

Las acciones que se han realizado: diciembre, solicitud de apoyo al gobierno del estado para el campamento; atención al campamento con alimentación, ropa, medicamentos, colocación de letrinas y lava manos; retiro de casos positivos de Covid-19 por parte del gobierno del estado; reapertura del albergue, 31 se diciembre.

En cuanto a las necesidades del albergue, se expone: destinar otros albergues para personas que presentan síntomas de Covid-19. Abastecer de atención médica, medicinas y alimentación a contagiados o con síntomas del virus. Aplicar la prueba PCR en el tiempo indicado para localizar casos de Covid-19 positivos y mantenerlos aislados. Abastecer de alimentos, ropa, artículos de limpieza personal y de superficies. Sanitizar los espacios del albergue al menos cada tercer día por parte del municipio. Dotar de insumos para protección de Covid-19 al personal y migrantes del albergue. Gestionar con Instituto Nacional de Migración que se otorguen visas humanitarias con todas las facilidades para el trámite y entrega para los casos positivos por Covid-19, y al obtenerlas, ingresar a estas personas en los programas de apoyo federal como el de desempleo. Dar prioridad en la escala de vacunación a personas que trabajan en temas humanitarios como en albergues para migrantes. (En la casa del migrante de Saltillo se han presentado 8 casos positivos y una defunción por Covid-19 de las personas defensoras de los derechos humanos).

Estas son sólo algunas de las necesidades más urgentes de la Casa del migrante, de las que ya tomó nota el gobierno federal. Como puede verse el director del albergue tiene un conocimiento preciso de los instrumentos que apoyan adecuadamente las operaciones y programas en esta situación de emergencia y crisis; ciudadanos, autoridades es hora de apretar el paso y cerrar filas, la crisis no se detiene, con tu cooperación puedes ofrecer ayuda fraterna a estas personas que están en tránsito y sólo buscan una mejor forma de sobrevivencia.

—————————————————————————————————————————————————————————————————————————
* “El contenido, conceptos y juicios de valor del presente artículo son responsabilidad del autor y no necesariamente son compartidos por la Edición, y/o los propietarios de este Periódico”.
————————————————————————————————————————————————————————————————————————

Comentarios

Compartir