Como andamos de Covid-19 en México

“México tiene 165 mil muertes por Covid”, calcula científico

En cualquier país las cifras de mortalidad anunciadas el 25 de julio por el Centro Nacional de Programas Preventivos y Control de Enfermedades (CENAPRECE) harían temblar toda la estructura estatal.

Resulta que de las semanas 12 a la 26 de este año (es decir hasta el 30 de junio) se registraron 71,315 muertes adicionales a las esperadas de acuerdo a los índices de mortalidad de años anteriores.

¿Cuál es la única diferencia respecto a 2019? La emergencia del Covid. Seguramente la abrumadora mayoría de esos fallecimientos adicionales se debe al virus, directamente, y el resto son daños colaterales del mismo, ya que personas enfermas de cáncer o del corazón no pudieron obtener atención médica a tiempo.

En última instancia la causa es la misma.

Las cifras se refieren además sólo a 20 entidades. Ajustando el exceso de fallecimientos, tomando en cuenta que en los 12 estados no cubiertos por el reporte viven 40 millones de personas, tenemos que el exceso de muertes en todo el país, hasta el 30 de junio, sería de 104,400. Ese mismo día la cifra “oficial” de decesos por el Covid fue de 27,769. El factor entre ambos números es 3.8.

En otras palabras, los comunicados de la SSa con las cifras de decesos por el Covid apenas si han cubierto un poco más del 25% de todos los casos reales. Este factor de subreporte ya había sido denunciado, en el caso de la Ciudad de México, por el Taller de Datos de la revista Nexos y por Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad, sin que hubiera habido ninguna respuesta de las autoridades de Salud.

El 25 de junio pasado publiqué un artículo en donde aconsejaba multiplicar las cifras oficiales de fallecimientos proporcionadas por el Dr. López Gatell por un factor de 2.8 para acercarse más a la realidad.

Dándole el beneficio de la duda a la SSa, pensaba que el factor de subreporte de casi 4 para CDMX sería menor en el resto del país. No es así, como nos enteramos ahora.

El número “oficial” de decesos reportados hasta el sábado 25 de julio fue de 43,374.

Considerando el factor de subreporte revelado ahora, podemos estimar que al 25 de julio ya teníamos cerca de 165,000 fallecidos por el Covid en todo el país.

¿Y cuál es la respuesta de las autoridades con respecto a esta debacle estadística?

Todavía en junio pasado se decía: “México está dando un ejemplo en el mundo”.

Ahora, este fin de semana, resulta que el gran culpable del desastre de la política de contención de la epidemia es el “pueblo enfermo” y no la Secretaría de Salud. Sin embargo, si el problema del “pueblo enfermo” hubiera sido realmente el diagnóstico desde el inicio del sexenio, seguramente no se hubiera subejercido 17% del presupuesto de Salud en 2019, y no se hubiera dejado estancado el mismo presupuesto en 2020.

El gran ausente durante todo este proceso es el Congreso de la Unión.

Los múltiples reportes de subregistro de fallecimientos y los variados artículos en la prensa no han conducido a diputados y senadores a tomar cartas en el asunto y a investigar directamente los datos de la SSa.

Decía arriba que en cualquier país democrático la estructura estatal se cimbraría frente a el escandaloso manejo de las cifras.

Pero en México seguramente vamos a ver un gran encogerse de hombros. Se seguirá contando los fallecimientos como hasta ahora. Seguirá el business as usual.
Con las cifras ahora reportadas resulta que México es el segundo o tercer lugar mundial en decesos por Covid, ya que seguramente Brasil tiene un problema similar de subreportes.

¿Por qué no habrá una reacción más intensa frente a estos nuevos números, que de hecho cuadruplican las cifras oficiales de decesos? Porque 165,000 fallecidos hasta ahora representan apenas 22% de la mortalidad anual en el país.

Si hasta el final de este año fallecen 250,000 personas en total, sería solo una tercera parte de la mortalidad esperada en 2020 en México.

Es como si un tercio de las personas por fallecer en 2021 se adelantaron a llegar ya este año.

Pero respecto al número de años de vida perdidos, lo que sucede en México es inconmensurable con lo que sucede en países con un buen sistema de salud. En Europa, la esperanza de vida es de alrededor de 81 años al nacer.

El promedio de edad de los muertos por Covid es de 82 años. Casi no hay diferencia. En México la edad promedio de los fallecidos son 61 años mientras que la esperanza de vida alcanza los 75 años.

Son 14 años de vida perdidos por esas personas, en promedio. Son 2.3 millones de años-vida perdidos en todo el país.

Se trata entonces de una crisis humanitaria en gran escala y que continúa aún, aunada a una situación económica que está condenando a millones de mexicanos a la pobreza extrema. “México está dando un ejemplo en el mundo”.

¡México rompe récord! Hubo más de 8 mil contagios de Covid-19 en un solo día

El pasado jueves la Secretaria de Salud confirmó 41,908 muertes y 370,712 casos de Covid-19 en el país, cabe recordar que el pasado miércoles la Secretaria de Salud confirmó 41.190 defunciones y 362,274 casos, es decir, en las últimas 24 horas se reportaron 718 muertes y 8,438 nuevos contagios.

Las defunciones se han registrado de la siguiente manera: en la Ciudad de México 8,529; seguido del Estado de México 5,979, Baja California 2,445; Veracruz 2,350, Puebla 2,116; Sinaloa 1,970; Tabasco 1,739; Sonora 1,621; Jalisco 1,340; Guerrero 1,279; Hidalgo 936; Chiapas 851; Oaxaca 839; Chihuahua 822; Quintana Roo 864; Morelos 800; Guanajuato 814; Tamaulipas 814; Yucatán 763; Nuevo León 820; Michoacán 654; Tlaxcala 577; Coahuila 530; Querétaro 440; Campeche 406; San Luis Potosí 354; Nayarit 309; Durango 252; Aguascalientes 224; Zacatecas 186; Colima 161; Baja California Sur 124.

Es la CDMX donde mas casos se han confirmado, con 66,444; le sigue el Estado de México 48,592; Tabasco 18,747; Veracruz 18,065; Puebla 17,797; Guanajuato 16,270; Sonora 15,611; Nuevo León 13,720; Baja California 12,533; Sinaloa 11,918; Tamaulipas 12,437; Jalisco 11,473; Coahuila 10,404; Guerrero 9,576; Oaxaca 9,337; Michoacán 8,600; Yucatán 7,964; Quintana Roo 6,560; San Luis Potosí 6,726; Hidalgo  5,898; Chiapas 5,547; Chihuahua 4,635; Tlaxcala 4,036; Morelos 3,764; Campeche 3,845; Aguascalientes 3,620; Durango 3,536; Baja California Sur 3,482; Querétaro 3,155; Nayarit 3,003; Zacatecas 2,101 y Colima 1,316.

Coahuila y NL, entre las nueve entidades con mayor cifra de casos por cada 100,000 habitantes

los mayores niveles están en Baja California Sur (113.51 por 100 mil) y San Luis Potosí (100.46 por cien mil). Les siguen Tabasco (94.2), Coahuila (80.77) y Ciudad de México (78.81).

En nueve entidades de la República se concentra la mayor actividad de la pandemia, pues tienen las mayores tasas de casos activos estimados, que corresponden a las personas que iniciaron con síntomas de enfermedad en los pasados 14 días. Son quienes tienen una prueba confirmatoria de laboratorio y aquellas que aún esperan el resultado, pero se sospecha que también son positivas.

Hasta el pasado domingo eran 23 mil 408 casos, los cuales representan 44 por ciento del total estimado a escala nacional (53 mil 572) y se localizan en Baja California Sur, Ciudad de México, Coahuila, Colima, Nuevo León, Quintana Roo, San Luis Potosí, Tabasco y Yucatán.

En la revisión por tasa (casos por 100 mil habitantes) destaca que los mayores niveles están en Baja California Sur (113.51 por 100 mil) y San Luis Potosí (100.46 por cien mil). Les siguen Tabasco (94.2), Coahuila (80.77) y Ciudad de México (78.81).

La pandemia se puede observar a partir de distintos indicadores: los números absolutos y por tasa ya mencionados, y por la ocupación hospitalaria que, respecto de los estados considerados, el pasado domingo tenían los niveles más elevados en cuanto a las camas generales: Nuevo León (81 por ciento) y Tabasco (73 por ciento). Este último se ubicó durante varios días en el primer sitio con porcentajes por arriba de 82 por ciento.

En tanto, Nayarit, que tiene una tasa menor de casos activos con 49.93 por 100 mil habitantes, destaca porque 74 por ciento de sus camas generales estaban ocupadas.

Respecto de las camas con ventilador destinadas a los pacientes críticos, Nuevo León y Tabasco también tenían los mayores porcentajes con 77 y 62, pero Nayarit estaba en el décimo sitio con 43.

Sobresale la situación en Baja California Sur, el estado con la mayor tasa de casos estimados en el país (113.51 por cien mil) pero la ocupación de sus camas generales era de 44 por ciento y con ventilador 30 por ciento. De acuerdo con las evaluaciones que a diario presentan funcionarios de la Secretaría de Salud, los nosocomios tienen margen para atender a los enfermos.

Otro indicador es el de la mortalidad. Hasta el domingo se habían confirmado 43 mil 374 fallecimientos y al agregar aquellos que se estima también serán positivos al virus SARS-CoV-2, pero de los que aún se espera el resultado de la prueba de laboratorio, la cifra sube a 45 mil 311 hasta la semana 28 (del 5 al 11 de julio). Representan una disminución de 30 por ciento respecto de la semana previa, la 27 (del 28 de junio al 4 de julio).

Los datos oficiales indican que el 16 de junio ocurrió la mayor cantidad de decesos con 624 y después, el 6 de julio, cuando 619 personas murieron por el coronavirus. De ahí en adelante los números han ido a la baja, de tal manera que el 11 de julio ocurrieron 520 fallecimientos y de otros 29 del mismo día está pendiente el resultado del examen de diagnóstico clínico.

A street vendor wears a mask over his mouth as a precaution against the spread of the new coronavirus in Mexico City, Friday, Feb. 28, 2020. Mexico’s assistant health secretary announced Friday that the country now has confirmed cases of the COVID-19 virus. (AP Photo/Fernando Llano)

Frontera México-EUA supera a China en casos Covid-19

Los municipios y condados que se encuentran entre México y EU registran más contagios por Covid-19 que el total acumulado de países como Canadá o China, por lo que se posiciona como el cruce migratorio más afectado.

A lo largo de esta zona se han reportado 134 mil 144 casos, de las cuales 106 mil 192 se han registrado en 22 condados estadounidenses y el resto en 36 municipios fronterizos de México.

Ese total supera el registro de China, país donde se propagó por primera vez esta enfermedad y no pasan de 87 mil casos confirmados; incluso en Canadá se reportan menos contagios al sumar alrededor de 115 mil transmisiones.

El mapeo de contagios por Covid-19 muestra tres focos de atención en ambos lados de la frontera, justamente en donde se encuentran los pasos fronterizos de Tijuana y Mexicali en Baja California; Ciudad Juárez, Chihuahua, y Reynosa, Tamaulipas.

La zona más crítica es la que conforman los municipios de Tijuana y Mexicali, y los condados de San Diego e Imperial, en California, EU. Entre ellos suman 45 mil 144 infecciones y 2 mil 992 muertes.

Entra vacuna en fase 3 en EUA

La compañía biotecnológica Moderna, en colaboración con el Gobierno de EUA, comenzó este lunes uno de los ensayos más grandes del mundo para probar la efectividad de una vacuna experimental contra la COVID-19 en 30 mil voluntarios, que serán reclutados en 89 lugares del país.

Se trata de la primera vacuna experimental fuera de China que alcanza este punto crítico para comprobar su eficacia y seguridad antes de distribuirse en masa.

En una llamada con la prensa, el principal epidemiólogo de EUA, Anthony Fauci, explicó que la primera inyección de la vacuna experimental de Moderna fue administrada a un voluntario en Savannah (Georgia) a las 6:45 de la mañana de ayer (12:45 GMT).

De esta forma, la vacuna de Moderna entró en su fase 3, destinada a probar el remedio en una muestra amplia de la población. Moderna, con sede en Massachusetts, es la primera empresa estadounidense que ha alcanzado ese nivel en su investigación y la segunda en el mundo por detrás de la firma china Sinopharm.

En concreto, el Instituto de Productos Biológicos de Wuhan, afiliado a Sinopharm, y la Academia China de Ciencias comenzaron en julio a probar su vacuna en 15,000 voluntarios con el apoyo de Emiratos Árabes Unidos (EAU).

En EUA, la vacuna de Moderna se probará en 30,000 voluntarios, que recibirán dos dosis de la vacuna con 28 días de diferencia. De todos los participantes, la mitad recibirá una inyección de un placebo para poder hacer una evaluación estadística de la efectividad de la vacuna, detalló Fauci.

Ni los voluntarios ni los médicos que administran la vacuna tendrán información sobre quién recibe el placebo y quién la vacuna.

“Es un récord mundial para nosotros el haber sido capaces de pasar de la secuenciación (del virus SARS-CoV-2) a la fase 3 de una vacuna en tan poco tiempo. No se había hecho nunca antes”, explicó Fauci, quien aseguró que este proceso, que solo ha llevado unos 6 meses, no ha comprometido el rigor científico ni la seguridad de los ensayos.

Una vez que los voluntarios sean vacunados, los expertos analizarán posibles efectos secundarios y la efectividad de la vacuna, sobre todo, si puede prevenir los casos más severos de la COVID-19 y cuánta dosis son necesarias para asegurar una respuesta inmune. Uno de los desafíos a los que se enfrentan los investigadores es conseguir suficientes voluntarios en las zonas del país y en lo segmentos de población más afectados por la pandemia para poder tener una muestra representativa de la población, detalló Fauci.

OTRAS TRES VACUNAS EXPERIMENTALES

En la misma conferencia de prensa, el director de los Institutos Nacionales de la Salud (NIH), Francis Collins, explicó que otras tres compañías (Johnson & Johnson, Novavax y AstraZeneca) empezarán pronto la fase 3 de sus ensayos y necesitarán cada una 30,000 voluntarios.

Todas ellas forman parte de la operación “Warp Speed” (velocidad de la luz), lanzada por el Gobierno estadounidense para promover el desarrollo y asegurarse tratamientos y vacunas contra la pandemia de la COVID-19 en 2021.

Se espera que una cuarta vacuna, desarrollada por Pfizer y BioNTech, empiece su fase 3 este mes, aunque no forma parte de ese programa federal, detalló Collins.

EL COMPONENTE ELECTORAL DE LA VACUNA

Entretanto, Fauci explicó que las conclusiones sobre la efectividad de la vacuna experimental de Moderna podrían llegar “a comienzos de noviembre, pero podría ser antes”, lo que significa que los resultados podrían conocerse antes de las elecciones del 3 de noviembre, en las que el presidente de EUA, Donald Trump, opta a la reelección.

Las fechas de presentación de estos resultados son fundamentales, ya que si se producen en octubre podrían entrar de lleno en la recta final de la campaña para los comicios noviembre y dar al mandatario argumentos a favor de su reelección.

De hecho, Trump este lunes intentó destacar uno de los pocos temas que invitan al optimismo en EUA en medio de la pandemia: el rápido desarrollo de una vacuna.

Con ese propósito, el mandatario visitó este lunes un centro de investigación de Carolina del Norte, donde se están produciendo los componentes para la vacuna experimental de Novavax.

En declaraciones a la prensa, Trump aseguró que es la primera vez que EUA emprende un esfuerzo de innovación tan importante desde la Segunda Guerra Mundial y aseguró que su objetivo es que, una vez que una vacuna sea aprobada, los estadounidenses puedan acceder inmediatamente a ella.

“Quiero que la vacuna esté disponible para los estadounidenses. Y supongo que tendremos muchas otras para el resto del mundo. El resto del mundo está sufriendo mucho por este virus de China”, dijo el mandatario, que culpa a Pekín de haber originado el virus, algo que el Gobierno chino niega y a cambio responsabiliza a Washington.

Columnas de México.com

Compartir