Bloquean vías y saquean trenes

Grave problema es el que viven los maquinistas y vecinos de las colonias Ramos Arizpe, Calderón y de la Estación Fierro, al enfrentarse diariamente a actos de vandalismo y de rapiña, además de ser muy constante recibir agresiones por parte de las personas que se dedican a hurtar la carga.

Los saqueadores cierran las vías e impiden la circulación los furgones mientras los saquean, “los piratas ferroviarios llegan a atacar al personal en caso que se defiendan” señalan testigos de los hechos.

“Es todo el día a cualquier hora los paran, las 24 horas se presenta ese problema a cualquier hora paran a los maquinistas, no dejan dormir, la verdad es que es un martirio y no se le ven fin a esta problemática”, indicó una persona vecina de uno de los sectores donde diariamente se cometen los atracos.

Indicó que ha habido balazos, desconociendo qué tipo de objetos pongan sobre las vías del tren y qué es lo que avientan al interior de las cabinas para ocasionar el freno total del ferrocarril.

“Podemos ver que hay niños, señoras, jóvenes que se suben a los vagones bajando la chatarra que lleva el vagón, una vez vi y me dio mucha tristeza de ver como andaban los niños arriba del tren y es una lástima porque si llega a pasar una desgracia sobre todo con los niños y es que de repente se puede mover la máquina y todo puede pasar”.

En relación a los balazos, la persona entrevistada comentó que es común escucharlos cuando llegan los elementos de Seguridad Pública, en el cual hace las indicaciones a las personas que andan arriba de los vagones para que desciendan por su bien; aunque destaca que también ha escuchado rumores de que los propios policías también participan en los actos de vandalismo, “además de los ladrones que se roban todo el producto, también los mismos policías se aprovechan de la situación y hacen lo mismo de robarse lo que lleva el tren”.

Agregó que “sí se pone muy feo” cada que sucede ese tipo de actos, porque no saben de dónde van a venir los golpes y es que las unidades policiacas andan por diferentes calles y de repente ya está la situación al rojo vivo, “es un martirio y más en las noches y no puede dormir uno al escuchar cuando están bajando el fierro y es constante ese ruido”.

Dijo que por medio de un grupo de WhatsApp en el que lo integran vecinos de las colonias aledañas a los actos de vandalismo, mandaron el reporte a las autoridades correspondientes y jamás les hicieron caso, lamentando el accionar de las personas encargadas.

Tengo un familiar que llega en la madrugada de su trabajo y le toca ver cómo están todos arriba del vagón sacando toda la chatarra, echándolo todo a las carretillas y después van y lo venden en plena noche, pero no sé a qué parte vayan y lo vendan”.

Comentó que por lo general bajan fierro pesado y varillas, incluso este último producto lo ofertan en las diferentes calles de las colonias.

Relató que ya tienen muchos años dichos actos de vandalismo y no se le ven fin, resaltando que anteriormente los chatarreros tenían un permiso, pero se les retiró, haciendo caso omiso y siguen atracando, “desconozco quién les haya quitado el permiso, pero a mí me preocupan los niños que se exponen a un accidente, que lo más probable es que lo hagan por necesidad, aunque eso implique poner en riesgo la vida.

ATACAN A MAQUINISTAS

Detalló que le ha tocado ver el que también los maquinistas sufren de agresiones por parte de las personas que se dedican a recolectar la chatarra, incluso el propio personal que opera la máquina no deciden pararse y continuar con su trayecto, aunque puede más la astucia de los vándalos que buscan la manera de poder detener el paso del tren.

“Por el crucero hay una farola y se encuentra dañada, la he reportado varias veces y sí han venido, pero la misma gente que se dedica a esto la vuelve a dañar para cometer sus actos”, señalando que está muy oscuro y riesgoso.

Espera que muy pronto las autoridades correspondientes actúen ante esta situación, incluso busca hacer el reporte ante la Guardia Nacional porque ya están cansados de ese problema y sobre todo para proteger a los niños que se exponen a un accidente, “es triste ver eso, yo una vez estaba llorando, me dio mucha tristeza ver cómo andaban corriendo, subirse al tren y bajando, arriesgando su vida”, concluyó.

Manifestándose también un trabajador del ferrocarril quien es Inspector de Protección Ferroviaria y está a cargo del tramo Frontera-Espinazo y han sufrido de atracos justamente en los sectores de la Calderón, Ramos Arizpe y Estación Fierro, porque no hay días en que no los paren en dicha zona, portándose muy agresivos hacia el personal ferroviario, sufriendo daños tanto él como la máquina.

La Prensa

Comentarios

Compartir