Biden anuncia su gabinete de seguridad; Trump cede e inicia transición

El presidente electo anunció que propondrá a Alejandro Mayorkas en la DHS y a Avril Haines como directora nacional de Inteligencia. También postuló a Linda Thomas-Greenfield para ser embajadora de EU ante la ONU y a Jake Sullivan jefe del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca.

Joe Biden, el presidente electo de Estados Unidos, anunció la nominación de Alejandro Mayorkas como secretario de Seguridad Interior, de Estado a Anthony Blinken, a Avril Haines como directora nacional de Inteligencia, y a John Kerry, exsecretario de Estado, como el zar climático, entre otras designaciones.

Por medio de un comunicado de prensa, Biden anunció que con estas designaciones busca contar con un gabinete de seguridad que refleje el crisol étnico de los Estados Unidos.

Mayorkas, de ser confirmado por la Cámara de Senadores del Congreso federal, se convertiría en el primer latino en dirigir el Departamento de Seguridad Interior (DHS, por sus siglas en inglés), dependencia de la cual dependen los asuntos migratorios y combate al terrorismo.

Haines, también de ser ratificada en el Capitolio, sería la primera mujer a cargo de la coordinación de las agencias federales de inteligencia (espionaje), uno de los cargos más importantes en el equipo de seguridad de la Casa Blanca.

Biden también anunció la nominación de Linda Thomas-Greenfield, de origen afroamericano, para ser embajadora de los Estados Unidos ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y la de Jake Sullivan; como jefe del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca.

“No tenemos tiempo que perder cuando se trata de nuestra de nuestra seguridad nacional y política exterior, necesito contar con un equipo que esté listo desde el primer día que asuma el cargo (de presidente) para ayudarme a recuperar el liderazgo de Estados Unidos”, indicó Biden.

De sus nominados el presidente electo destacó su experiencia y que han sido probados en momentos de crisis, que son innovadores e imaginativos y que le ayudarán a enfrentar los desafíos para las perspectivas que adoptará su presidencia.

Blinken, quien desde 2002 ha sido asesor de asuntos exteriores de Biden, fue subsecretario de Estado Adjunto y asesor de seguridad nacional durante la presidencia de Barack Obama y cuenta con más de tres décadas de experiencia en la diplomacia.

Mayorkas por su parte, fue subsecretario del DHS de 2013 a 206, director de Servicios de Ciudadanía e Inmigración de 2009 a 2013, negoció los detalles de DACA, y fue fiscal federal auxiliar del Departamento de Justicia en California, entre otros puestos públicos.

El próximo titular del DHS, de ser ratificado por el Senado, nació en La Habana, Cuba, y fue el primer inmigrante originario de la isla en trabajar en un gobierno federal demócrata (el de Obama).

Respecto a Haines, ella ha trabajado por muchos años como asesora de asuntos de seguridad nacional de Biden, ha sido integrante del Consejo Nacional de Seguridad de la Casa Blanca y estuvo a cargo de temas de política exterior durante la campaña presidencial de Biden.

Thomas-Greenfield es diplomática de carrera, fue subsecretaria de Estado para Asuntos Africanos, embajadora en Liberia y fue funcionaria del Departamento de Estado en Pakistán, Kenia, Gambia, Nigeria y Jamaica, entre varios puestos diplomáticos más.

Sullivan, asesor de política pública de Biden, en el gobierno de Obama trabajó como asesor del Consejo Nacional de Seguridad de la Casa Blanca y fue jefe de gabinete adjunto de la Hillary Clinton, cuando fue secretaria de Estado.

Kerry, elegido como Enviado Especial para el Cambio Climático, ha sido ex candidato presidencial por el Partido Demócrata, senador federal por estado de Massachusetts, secretario de Estado, y es un condecorado veterano de guerra en el conflicto con Vietnam.

Trump cede e inicia transición de gobierno

La Administradora de Servicios Generales (GSA) Estados Unidos, informó al virtual Presidente electo, Joe Biden, que la Casa Blanca Está Lista para comenzar formalmente con el proceso de transición.

Emily Murphy, quien encabeza la GSA, envió al presidente electo, Joe Biden, una carta señalando que pondrá a su disposición “los recursos y servicios” con que cuenta para apoyar en la transición presidencial“.

Con esto, se abrirán las puertas para que el proceso de transferencia de poder comience de manera oficial, lo que permitirá a los funcionarios de la agencia de administración coordinarse con el equipo del demócrata a fin de proporcionales millones en fondos gubernamentales para la transición.

Apenas darse a conocer la misiva, Donald Trump tuiteó su agradecimiento a Murphy ”por su firme dedicación a nuestro país“, aunque señaló que ”ella ha sido acosada, amenazada y abusada, y no quiero ver que esto le ocurra a ella o a su familia o a los empleados de la GSA“.

En la carta, Emily advierte que la GSA ”no escoge ni certifica al ganador de una elección presidencial. El papel de la GSA es extremadamente estrecho: poner disposición los recursos y servicios relacionados con una elección presidencial“.

Además de los 6.3 millones de dólares, se libera otro millón de dólares para sesiones de orientación y un directorio de la transición, indica el documento.
En total, los recursos que la GSA debe liberar ascienden a 9.9 millones de dólares.

Proceso/Mundo

Comentarios

Compartir