AMLO pide obediencia ciega a su gabinete y sometimiento a gobernadores: Corral; AMLO responde

El gobernador de Chihuahua, Javier Corral, afirmó que el presidente López Obrador pide obediencia ciega en su gabinete y sometimiento a los gobernadores de los estados, lo cual, dijo, no conseguirá en su caso.

[embedyt] https://www.youtube.com/watch?v=JeEZPou9s2c[/embedyt]

El gobernador de Chihuahua, Javier Corral Jurado, calificó la decisión del gobierno federal de romper la coordinación con su entidad en materia de seguridad como un hecho “muy grave”. También negó que su gobierno conspira en contra de los operativos de la Guardia Nacional en las presas estatales o que fomentará acciones violentas.

Corral aseguró que lo único que ha pedido es “desmilitarizar el conflicto del agua en Chihuahua” y que la cooperación en temas de seguridad no es opcional, ni se puede decidir de forma unilateral. Esto, porque existe un deber de colaboración recogido por el artículo 21 de la Constitución, además de una garantía de protección federal en materia de seguridad interior en el artículo 119.

Señaló que la explicación brindada por el secretario de Seguridad Ciudadana, Alfonso Durazo, fue que se había tomado esta determinación por las supuestas críticas hechas por su gobierno a la Guardia Nacional sobre la custodia de las presas. “No ha habido de nuestra parte descalificación alguna a la Guardia Nacional que saquen una sola expresión mía descalificando a la Guardia”, puntualizó.

El mandatario dijo que su gobierno no ha “medrado” con la muerte de una mujer durante las protestas en la presa ‘La Boquilla’ el pasado 8 de septiembre. Acusó que esta persona “fue asesinada arteramente” por una mala actuación de elementos de la Guardia Nacional. “Hemos sabido contextualizar incluso ese hecho. Hemos señalado que fue inusitada la agresión, que se deriva de una muy mala actuación, de un abuso. Tenemos todos los elementos para confirmar esa versión, ya que al principio se trató de criminalizar a la víctima, incluso decir que habían repelido una agresión”.

Para Javier Corral, el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador le tiene “inquina” porque quiere que le sea “incondicional”:

“Me quieren humillado y la verdad es que, en ese tema, conmigo se van a topar con pared. No vamos a permitir que se ofenda y se agravie la dignidad de los chihuahuenses porque así lo decidieron ellos. Y vamos a dar la batalla. Nosotros siempre hemos estado dispuestos a conciliar”.

Considera que el retiro del gobierno federal del Grupo de Coordinación para la Construcción de la Paz en Chihuahua es “un desplante” que pone en riesgo la seguridad de las personas y que el compromiso con la federación era no politizar este tema: “¿Quién gana con esto? La delincuencia organizada. Están felices de vernos peleados en materia de seguridad. Enfrentamos a delincuentes peligrosos que cuando nos ven separados se aprovechan y la que pierde es la gente”.

Criticó la falta de comunicación de los gobernadores con el presidente de la República -“ni por señales de humo”– y rechazó los señalamientos de éste durante la conferencia matutina de este jueves, en torno a que el conflicto del agua en Chihuahua tiene tintes electorales, por el relevo de la gubernatura en 2021.

Para el panista, el presidente no está acostumbrado a que la gente exprese puntos de vista diferentes el suyo. “Dentro de su gobierno quiere obediencia ciega. Entre los gobernadores quiere sometimiento e incondicionalidad. Nunca la va a conseguir en mi caso, como es de suponerse, por nuestra propia formación, biografía y lucha política”, señaló.

Comentó queenvió una nota al presidente López Obrador sobre el conflicto del agua, con la finalidad de poder cumplir con el pago del tratado con Estados Unidos y conciliar los intereses de los productores ante un escenario de sequía extrema en la entidad. Aún en estas condiciones, Chihuahua aportará al pago del tratado el 46% del volumen que México debe entregar, que asciende a 2 mil 158 millones de metros cúbicos. Lo anterior, pese a que el tratado no específica cuánto debe de aportar cada estado, ya que ello depende de las lluvias.

El gobernador panista atribuyó la ruptura del gobierno federal en materia de seguridad, a su mensaje sobre el conflicto del agua del pasado 10 de septiembre, en el que le pidió que sacara a la Guardia Nacional de la custodia de las presas.

Este fue el mensaje de Corral al respecto:

Javier Corral mencionó que el presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que “tiene mucho miedo que este tema se le convierta en un asunto electoral al presidente Trump, en un estado como Texas, que es particularmente significativo en la contienda presidencial de este año”.

Aseveró que su intención no es arriesgar al presidente a una tensión innecesaria, pero que Chihuahua tiene que aportar lo que materialmente pueda.  “Ya hubo una especie de empecinamiento. Incluso yo llegué a pensar que el presidente lo que quería era desestabilizar el estado”, comentó.

Alianza Federalista exige fondo para compensar las pérdidas

Los 10 gobernadores hicieron un llamado a Hacienda, pues la reducción de 5.5% de las participaciones federales implica recortes de 40 mdp a cada estado. 

Los 10 gobernadores integrantes de la Alianza Federalista, reunidos en la Ciudad de México, pidieron a la Secretaría de Hacienda la creación de un fondo de estabilización que permita compensar la reducción del 5.5 por ciento en los recursos federales, lo cual representa un recorte de 40 mil millones de pesos para sus entidades, y advirtieron que no pueden recibir menos que lo que obtuvieron el año pasado. A través del gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles, advirtieron que de no recibir lo justo, “nos reservamos el derecho de actuar por la vía jurídica.

No venimos de pedinches a la Federación, sabemos lo que aportamos al país, solo pedimos que la Federación nos regrese una parte de la que recibe”, además de que acusó que “hay una clara intención de ahorcar a estados y municipios”.

El gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro, aseguró que la propuesta tiene un ánimo constructivo y no buscan pelear con la Federación, pero señaló que hay un incremento presupuestal del 0.3 por ciento, mientras que el gasto federalizado tiene una reducción del 5.5 por ciento. Alfaro, quien dio a conocer la propuesta, informó que buscarán impulsar la creación de un fondo de infraestructura local que detone procesos de desarrollo, además clarificar los criterios de asignación de recursos de comunicaciones y transportes y el Insabi. Informó que entregarán sus planteamientos al secretario de Hacienda, Arturo Herrera, pero refirió que las participaciones federales se reducen en todos los estados, no sólo en los 10 que integran la Alianza y agregó que solo piden lo justo.

“No queremos más”, agregó.

Los diez estados, destacó a su vez el gobernador de Tamaulipas, Francisco Javier García Cabeza de Vaca, generaron 62 mil nuevos empleos de los poco más de 90 mil creados en el último trimestre. Miguel Riquelme, mandatario de Coahuila, acusó que el proyecto de Presupuesto no es ordenado, porque los estados no reciben recursos de manera equitativa.

No aplica que se diga que se da lo justo a los estados”, mientras que el guanajuatense Diego Sinhue Rodríguez sostuvo que el dinero no es para ellos, sino para los ciudadanos.

Javier Corral, de Chihuahua, dijo que el Presupuesto es de la Federación, no del gobierno, por lo que no debe castigarse a algunos estados por criterios políticos. Critican abandono en temas de seguridad Los gobernadores de la Alianza Federalista criticaron lo que consideran la intención del gobierno federal de desvincular las labores de sus fuerzas de seguridad en Chihuahua, pues señalaron que sería un grave precedente para el país y beneficiaría a la delincuencia organizada.

El gobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez Calderón, explicó que la decisión comunicada por el secretario de Seguridad del país, Alfonso Durazo, les genera un “extrañamiento”.

“Ante la decisión unilateral del gobierno federal, comunicada por el secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo, de abandonar en Chihuahua los mecanismos de coordinación a los que estamos constitucionalmente obligados los gobernadores de la Alianza Federalista recordamos que la situación de violencia generada por las asociaciones delincuenciales en el país nos obliga a empeñar los mayores esfuerzos.

“Debemos señalar que esta decisión constituye un grave precedente, no solo para ese estado hermano, sino para el resto de las entidades, pues en una República viva, siempre habrá diferencias”, sostuvo. 

“No les debemos nada”: AMLO le responde a los 10 gobernadores que piden más recursos.

Andrés Manuel López Obrador, presidente de México, aseguró que el Gobierno Federal no le debe nada a ninguno estado de la República Mexicana.

Estas declaraciones surgen luego de que 10 gobernadores que integran la Alianza Federalista, anunciarán que recurrirán a instancias jurídicas si el Gobierno Federal no les da más recursos para el 2021.

Sin embargo, el mandatario destacó esta mañana en conferencia de prensa, que ya se entregó todos los recursos que le corresponden a cada estado.

“Ojalá se sepa bien que no hemos dejado de entregar las participaciones federales a los estados, que el gobierno de Nuevo León ha recibido todo lo que le corresponde y todos los gobiernos; estamos al día”, indicó

Agregó que el secretario de Hacienda, Arturo Herrera, tiene la indicación de entregar el dinero que le corresponde a cada estado, independientemente si los gobernadores de las entidades simpatizan con el Gobierno Federal o no.

Sin embargo, precisó que si este dinero no es suficiente, los gobiernos estatales deberán de analizar las correspondientes estrategias para administrar sus recursos.

“La indicación que tiene el secretario de Hacienda es que sin distinción de partidos, simpatías, acercamientos u oposición se entregue en tiempo, en forma el monto que por derecho le corresponde a los estados y esto se ha cumplido”, aseguró el mandatario.

“Que no se confundan, las obras que nosotros estamos haciendo tienen que ver con lo que le corresponde ejercer al gobierno federal, no le quitamos nada a los gobiernos estatales”, explicó López Obrador.

Desde Palacio Nacional el presidente expuso que si el tema se quiere utilizar con propósitos políticos y electorales, cada vez que planteen este tipo de demandas y culpen al gobierno federal lo estará informando al pueblo.

“Si no les alcanza ellos tienen que buscar la forma de ahorrar, que no haya corrupción, que no haya derroche, gastos superfluos”, puntualizó.

Finalmente, el mandatario agregó que proyectos como el Tren Maya, la Refinería de Dos Bocas, así como los programas sociales, se llevan a cabo con presupuesto Federal. “No les estamos quitando nada a nadie”, destacó

AMLO pide a gobernadores bajarle a las “comilonas”, asegurando que ya no hay “moches”

El Presidente de la República Mexicana asegura que el Gobierno federal no ha dejado de entregar las participaciones federales a los estados.

El presidente de la República Mexicana recalcó que en el caso de los Gobiernos estatales no se les ha quitado ningún centavo por el plan de austeridad.

“No les he dicho el que tenga avión que lo venda, que no vayan tanto al extranjero, no hagan tantas fiestas, comilonas, que ya no traigan tanto aparato, acompañamiento, no dije desaparece el Estado Mayor Presidencial y así debe ser en los Estados, no es por Ley, no todos son partidarios del principio juarista que no puede haber Gobierno rico con pueblo pobre”, declaró.

Olga Sánchez Cordero se compromete con Conago a revisar pacto fiscal

Al comparecer ante el Senado de la República la secretaría de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, se comprometió con los integrantes de la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago) a revisar el pacto fiscal; de igual manera buscaría establecer una Convención Nacional Hacendaria con el objetivo de incrementar las participaciones y medios de recaudación de impuestos. Subrayó que luego de la separación de 10 gobernadores, se ha mantenido la comunicación con los mandatarios.

¿Por qué importa?

 El conflicto entre gobernadores de oposición y la Federación comenzó con un cambio en el pacto fiscal desde principios de la actual administración; arrecia con la emergencia sanitaria y económica derivada por la contingencia del coronavirus o COVID-19. Durante junio los gobernadores panistas suscribieron un acuerdo en defensa de la libertad, la democracia y el Federalismo, donde piden un nuevo pacto fiscal, ya que consideran que la fórmula actual “es vetusta, inequitativa e injusta”.

“Se estableció la posibilidad de una Convención Nacional Hacendaria y revisar el pacto fiscal. Se planteó establecer la ruta de esta convención y hay una iniciativa también para promover la recaudación local y que los propios municipios la tengan, no sólo para bajar recursos, sino para promover la recaudación. Es necesario revisar el pacto fiscal y así lo dijo el presidente”, señaló la titular de Gobernación en una de sus intervenciones frente a senadores.

Aristegui/Milenio/El Imparcial

 

Compartir