Anunciate-con-Columnas-de-Mexico-02

AMLO no se divierte

Adrián Garza Pérez - Opinión - 05/09/2020

AMLO ¡no disfruta el poder! Está atrapado entre cumplir al frente del gobierno y entre trascender en su modelo de gobernar que implica un drástico cambio de fondo y de formas (no necesariamente el cambio es destino).

¿La edad del presidente (66 años) juega un rol humano en la realidad nacional mexicana, en la de un gobierno de acartonados y enojones? Entonces… “Si gobiernas joven rodéate de canas”, como, palabras más o menos, parece recitar El Cantar de los Cantares, esa oda del Rey Salomón.

El perfil del alto dirigente ha cambiado. Joven y carismático, es el arquetipo más votado en el mundo moderno.

A guisa de ejemplo, 3 jóvenes dirigentes políticos de lejanas naciones (lejanas entre sí), exitosos y de vanguardia, populares y cibernéticos: Nayib Armando Bukele Ortez, presidente de El Salvador, tiene 39 años. La primera ministra de Nueva Zelanda, Jacinda Kate Laurell Ardern, tiene 40. Justin Pierre James Trudeau, primer ministro de Canadá, tiene 48 años.

A la inversa, a contra corriente… ¿Si gobiernas viejo, te rodearás de juventud?

El gabinete federal en México, donde gobierna el partido político llamado MORENA, es de gente grande, de viejos (como el que esto escribe y mucho más viejos).

Y los viejos, por viejos y serios: nos hacemos los serios, andamos circunspectos y hasta tenemos cara de desaprobación. Nos divertimos desde dentro y reímos poco y hasta regateamos la sonrisa natural pero no la socarrona.

Don López es todavía más parco y es que trae un juego de esgrima en su cabeza y el sable desenvainado.

La mochila

El cargo y el encargo de presidente requiere de gente seria, pero nada hay en la idea que implique que deben ser evidentes en presumir (con los gestos, ademanes y la mala cara) que la mochila que se echaron al lomo trae pesadas piedras y que cuesta cargarla.

México fue saqueado, desvalijado, desordenado, endeudado, corrompido y hasta desarticulado. Así lo recibió López Obrador y tuvo tiempo suficiente para señalar, juntar las pruebas, someter a juicio y sentenciar a cuanto traidor a la Patria hubo y hay.

Pero tomó otro rumbo. Decidió señalar y descalificar diariamente a todos los contrarios y anteriores gobernantes, sin juzgar a más de dos o tres chamacos del poder, perdonando a los criminales y bandidos de a deveras, esos que hicieron tanto daño a México.

Por eso la mochila pesa tanto: cargada de impunidad, de deuda, de rencillas sociales, de descontento general, de recriminaciones al gobierno, de desprecio a los partidos políticos y al presidente del gobierno tan solo por serlo. Por eso parece que los dichos y denuncias mediáticas que no judiciales, son propaganda, son estatequieto, son show, son busca de conservar el poder y nada más.

Aun pudiendo ser cierto como quieren que creamos, que López Obrador vea el mismo México que vio Colosio (o que dijo ver en aquel memorable discurso que “le costó la vida a manos de correligionarios obtusos” y dejó lo denunciado en palabras huecas y sueños guajiros acallados por la balas magnicidas), y que sea cierto que AMLO quiere cambiar la realidad nacional por otra mejor; los hechos a casi do años, hablan más: de venganza, de rencillas, de desacreditación, de desacuerdos y de modelos sociopolíticos encontrados.

Un tercio

En dos meses (el 1 de diciembre) se cumple el primer tercio del sexenio “de la esperanza” y las gráficas presentan a un presidente tenso, molesto y desesperado. A uno con el ánimo y la popularidad a la baja.

Dime de qué presumes y te diré de qué careces”, reza un sabio refrán. El presidente, con motivo de su Segundo Informe dijo… Soy el segundo presidente más popular del mundo. Por supuesto que no lo es, pero le duele que le señalen que su popularidad al llegar al gobierno, era muy alta (ahí sí, de las más altas de cualquier mandatario), pero que ha caído y mucho.

Por el obtuso uso y costumbre (que no se atreven a modificar, los transformadores), ya se presentó el martes el Segundo Informe de Gobierno, a un año y diez meses de gestión, que no a dos años.

Y ahí, en esa ocasión que se supone festiva, tanto la Primera Dama (que ya no es, porque de un mediaticazo desaparecieron el título) y el presidente, se veían desvelados y cabizbajos, cual matrimonio que aparece ante los invitados a su casa en una fiesta que no pudo cancelarse, luego de una larga discusión… una de honda trascendencia.

Cuando informar se vuelve cuesta arriba por los vaivenes del poder, disfrutas más que pase el día (a tabla mediana y sin trascender), que disfrutar y sentir en el alma… El tradicional ¡Día del Presidente!

Así me pareció que sucedía el martes con el presidente de México.

Triste o meditabundo, cabeza medio baja y con su mujer del brazo, distraídos ambos. Ni una insinuada mueca de gusto, de buen sabor de boca. Como yendo a fuerza a dar cuentas a los extraños, en vez de acudir jubiloso a gritar resultados a los tuyos y al público seleccionado para la ocasión (discreto y poco, usando la Pandemia de pretexto conveniente).

Costó llegar

En cualquier profesión o actividad laboral, hay que estar compenetrado y a gusto con lo que se hace, al grado de disfrutar la actividad diaria. Yendo con gusto a trabajar.

Luego de un tránsito político entre sexenios del PRI en el que deambuló Andrés Manuel, después de su lucha en Tabasco y su paso por la Jefatura de Gobierno del DF, tras una campaña de 18 años ininterrumpidos y de 3 intentos y un acierto que lo llevó a la Presidencia de México… AMLO no está concentrado, parece que no disfruta el poder.

¿Arrepentido, presidente, de no juzgar a nadie; arrepentido de pactos costosos para llegar al poder, arrepentido de conformar un gabinete tan parchado y reventado como la propia ideología que gobierna, llena de extraños?

Las divisiones

La mafia del poder, fifís y chairos, ultraderecha e izquierda, conservadores y transformadores, conmigo o contra mí. Estas divisiones que partieron aún más a México, que en pedazos lo tienen, fue un preconcebido plan del presidente. Una plan que debe pesarle ahora que los tirones no son parejos ante las pandemias de salud y financiera, esas calamidades que nos corroen el alma y el cuerpo nacional.

Los ataques diarios, en las mañaneras, a todos y a todo lo que no sea ellos y no se parezca a ellos, desgasta el ambiente y cansa a los bandos. Pero une a muchos temporalmente en contra del atacante, une a enemigos de siempre los reúne en pos del enemigo común. Una unidad efímera, pero de guerra que desgasta.

La presidencia de la Cámara de los Diputados, cual ejemplo negro de lo que explico, lejos de unir dividió a MORENA y aliados y revivió al PRI (al que venían liquidando desde el inicio del sexenio). Hay fuerzas inerciales que apoyaron a AMLO a llegar al poder presidencial y aun siendo parches mal pegados en la cara del gobierno, quieren su tajada de poder y ahora cobran la cuenta.

Los fifís y la renovada mafia del poder se manifiestan en el gabinete (tras los negocios grandes y las decisiones de fondo) y lo sacuden. Los chairos ultra se van del gobierno encabronados con AMLO, llamándolo traidor a la izquierda. Luego, desde el gobierno sueltan a los chairos bravos de la calle, esos que están listos para devorar a cualquiera. Y desacreditan al que se va (desacreditándose a sí mismos).

¿Qué son?

MORENA es un partido político y la Cuarta Transformación (4T, cuatrote) es el gobierno federal referido por un apodo, (así es, aunque los nombres estén tan quemados y los quieran evitar en esta nueva estrategia construida desde costosos despachos, fifís, de mercadotecnia política).

Los enemigos de MORENA y los enemigos de AMLO son más fuertes dentro de MORENA y de Palacio Nacional, que afuera.

El presidente parece triste, se ve cansado, está molesto con todos. No se divierte ni disfruta el poder y eso no es bueno para nadie (no lo es para México, ni para él mismo). Y si esto que escribo no fuese cierto aun con las evidencias, entonces AMLO es un imitador.

————————————————————————————————————————————————————————————————————————–
* “El contenido, conceptos y juicios de valor del presente artículo son responsabilidad del autor y no necesariamente son compartidos por la Edición, y/o los propietarios de este Periódico”.
————————————————————————————————————————————————————————————————————————–

Comentarios

Third-Creator-Columnas-de-Mexico-MDBECAS SIMAS-

Columnistas

Javier Rodríguez
Eleazar Rocha
Armando De La Garza Gaytán
avatar for
Rosa Ofelia Garza
Rosa Esther Beltrán Enríquez
Omar Cervantes Rodríguez
Enrique Martínez y Morales
Rodolfo Garza Gutierrez
Marcelo Torres Cofiño
F.P. Olavarrieta
Adrián Garza Pérez
Roberto Salinas
Orestes Gomez
Arturo Rodriguez
Liliana Farías
Pamela Villarreal
El Kikapu
José Martínez M.
Óscar Sala
Mercedez Guzman
Pedro Martín
Pbro Lic. Pedro Pantoja Arreola
Arturo González González
Roberto Adrián Morales
Eduardo Martínez Martínez
José García
Mago de Os
Héctor Laredo Martínez
David Guillen
Antonio Zamora
Natalia S. Verduzco
Magaly Sanchez
Alejandro Davila Flores
Víctor S. Peña
Paloma E. Cuevas Ramos
Gibran D. Flores
Carlos Gutiérrez Aguilar
Isabel Arvide Limón
Norma Alvarado "Normalidades"
Rosa del Tepeyac Flores Dávila
Raúl Sifuentes Guerrero
Dios Tolo
Editor Columnas de México
Fausto Destenave Kuri
Abraham Farid Gorostieta M.

Nuestra página de Facebook

Columnas_de_Mexico_logo_sm

Copyright 2018 Columnas de México ©;Todos los derechos reservados

Compartir